ABRE MUSEO DEL TANGO

MUSEO AMIN RAED Y EL TANGO

El museo del Tango Amín Raed cerró sus puertas en enero de 2009 y después de seis años sus riquezas culturales volverán a ser expuestas. Será en la Casa de la Cultura de Rivadavia.

Después de seis años con toda la riqueza cultural guardada en un galpón, el museo del Tango de Amin Raed volverá a ver la luz. Es que su propietario firmó un convenio con el municipio de Rivadavia gracias a la ayuda de AMUPRI, Asociación de Museos Privados.

El convenio permitirá que todo el patrimonio sea expuesto en la Sala de la Cultura de Rivadavia, donde también funciona la radio municipal. “Raed estaba sin local y eso era un despropósito porque el tango es patrimonio mundial de la humanidad y el museo de él fue la base del museo del tango de Buenos Aires. Era una pena perderlo. Por suerte, ahora el municipio le dará un espacio para que él exponga todo lo que tiene y a su vez se compromete a llevar tertulias de tango y recibir a las delegaciones escolares de manera gratuita”, contó a Diario La Provincia, Silvia Manzini, presidenta de AMUPRI.

El museo del Tango Amín Raed cerró sus puertas en enero de 2009. Hasta aquel año, éste funcionaba en la casa materna de él pero debió venderla y toda la colección fue guardada en un galpón. Ésta incluye desde un gramófono del 1800 -máquina que reproduce música en cilindros- hasta un bandoneón de 1940 y dos radios de Galena de la misma época, entre otros.

A fines de enero comenzarán a trasladar todo el patrimonio a la Casa de la Cultura y se espera que en febrero comience a funcionar.

Otros museos

La Asociación de Museos Privados no sólo ayudó a que este museo volviera a ver la luz sino también dio la mano a otros que desde este 2015 tendrán distintos aportes de municipios de la provincia. Tal es así que en diciembre pasado se firmaron convenios con, además de Rivadavia, Zonda y Ullum. Estos convenios, permiten que museos privados sean apoyados por lo municipios, caso “El fortín de los Jesuitas” en Ullum, el Manzini en Zonda y el Einstein en Rivadavia.

“Los convenios implican desde el aporte de personal para que trabaje en los museos hasta espacios físicos para exponer. Durante muchos años solicité ayuda en áreas más altas y en eso me equivoqué porque perdimos mucho tiempo. Con los municipios se ha podido avanzar mucho… el vecino es el que sale ganando en esto porque se apuesta a la cultura”, finalizó Manzini.